17 de enero de 2011

Poesia Juan Ramon Jimenez

 Llueve sobre el campo verde...
¡Que paz! El agua se abre
la hierba de noviembre
es de pálidos diamantes.

¡Se apaga el sol! De la choza
de la huerta se ve el valle
más verde, más oloroso,
mas idílico que antes.

¡Llueve! Los álamos blancos
se ennegrecen, los pinares se
alejan, todo esta gris,
melancólico y fragante.

 Y en el ocaso doliente
 surgen vagas claridades
 malvas, rosas, amarillas,
 de sedas y de cristales.

 ¡Oh! La lluvia sobre el
 campo verde ¡que paz!
 En el aire vienen aromas
 mojados de violetas otoñales.

No hay comentarios: