28 de noviembre de 2011

¡Zombies a la vista!.

Desde que se descubrió que la nigromancía era posible, siempre había habido una unidad militar es cada país por si aparecían zombis o otras criaturas oscuras. Aunque no se sabía porqué, había en especial una alta constelación de necromantes en el este de España, por lo que los comentarios estaban normalmente vacíos.



Después de su turno de guardia, Juan iba andando a su casa a través del comentario de su pueblo para ver si veía a alguien sospechoso y efectivamente se tropezó con un señor que iba vestido completamente de negro.


-¿Qué haces?-le preguntó.


-"Ver a la abierta"-respondió el señor.


- Y, ¿ QUE SIGNIFICA ESO?.


El señor se levantó y se dio la vuelta, y Juan no pudo contener su grito de horror de ver que el señor no era un señor, si no una sombra con los ojos más rojos que el sol al anochecer.


Para la sombra, Juan no era más que un guardia molesto que debería ser aniquilado, y eso es justo lo que hizo. Sacó un cuchillo negro como a noche y se lo clavé en el corazón a Juan, que desapareció al instante, convirtiéndose en una ráfaga de humo negro que desapareció por la tumba abierta.


Acto siguiendo la sombra grito ¡¡ZOMBIES INCANTENUM NEGRO MANTO!! , y de repente salieron de sus tumbas todas las personas muertas, ahora zombis, que fueron arrastrándose hasta las puertas del cementerio, aniquilaron a los guardias, e invadieron la ciudad. Se metían en las casas y destruyan los colegios y cada vez que movía una persona, está se convertían en otro zombis más.


Mientras tanto, la sombra, que se llamaban Araftseae, se tele transportó con su magia oscura al ayuntamiento y cambio el nombre de la ciudad de Cartagena a Necrópolis, y luego múltiplo en número de zombis por un trillón, despareciendo por todo el mundo hasta que ya no había animales. Solo había zombis y siempre era de noche.

 Autor: Frankie 6ºB
Reportera: Laura 6ºB

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esté cuento es un poco extraño.

FRANKIE dijo...

QUIEN HALLA COPIADO ESTE TEXTO ESTABA UN POCO MAL DEL CARAJO AL MOMENTO PORQUE YO NO LO ESCRIBI ASI DE CONFUNDIDO.

Anónimo dijo...

¡LA MAYORIA DE LAS PALABRAS EXTRAÑAS LAS HAN COPIADO MAL!